Holita!! Hoy quiero contarles una pequeña anécdota que me ocurrió cuando era un poquito más pequeño.

En ese momento no era tan fan de Pokémon, por lo que ya se imaginaran como llegue a jugar Pokémon rojo fuego sin siquiera ser fan (Sip, un reto.) 

Estaba empezando mi aventura apretando A sin parar para que el Prof. Oak se calle.

Después me quedé un montón de rato como un retrasado sin ver la salida, hasta que la vi.

Cuando vi los iniciales me pregunté si prefiero una lagartija, un sapo planta o una tortuga.

Ya saben... La lagartija.

Salí y entrene a mi querido Flame como loco...y aquí empieza la cosa.

Mi HERMANO estaba aburrido y me pidió la tablet (Mi madre me obligó a punta de amenazas a dársela) 

Cuando se la di me acordé que solo había un juego en esa tablet (Estaba recién comprada) y... LALALA.

Me borraron mi emulador, mi juego, mi progreso y si no me pasaba ese juego antes del próximo mes... tenía que revelar ciertos secretos.

Empeze a buscar en la carpeta de descargas y NADA.

Aunque no guardo rencor por eso... dolió mucho en su momento.